Islandia road trip 15 días

Preparativos antes de salir

Íbamos a pasar 15 días en Islandia haciendo la Ring Road y “algo más”, en sentido contrario a las agujas del reloj. Hacerlo en un sentido o en otro es algo aleatorio que cada uno debe elegir si bien en un sentido u en otro se podrá ver lo mismo.

Decidimos ir a finales de junio y principios de julio, nos pareció un buen momento porque a partir de inicios de junio suben las temperaturas, se produce el deshielo y se abren todas las carreteras del país, incluidas las carreteras tipo F (hablaré más adelante de ellas) y se vuelve más accesible el país también se abren algunos campings cerrados previamente y hay más eventos. Por otro lado todavía no es temporada alta y por lo tanto no está a tope de turistas como julio y agosto. Además, lo más importante, es que en esa época del año no se hace de  noche por lo que tendremos 24 horas al día para poder visitar la isla y adaptar el horario a nuestro cansancio y las inclemencias del tiempo.

Sabiendo el momento para ir comenzamos buscando los vuelos. Varias compañías aéreas ofrecen vuelos directos desde Barcelona a Reykjavik (Keflavik). Una es Wow, compañía de vuelos baratos de Iceland Air, también se puede ir con Vueling y con Norwegian. En nuestro caso hemos ido con Vueling y vuelto con Norwegian. El vuelo tiene una 4h y media de duración.

Lo siguiente fue coger nuestro medio de transporte, una campervan. Hay diferentes formas de viajar por Islandia  pero en nuestro caso nos decidimos por la Campervan, aquí explicamos ¿Por qué escoger viajar en Campervan? y las distintas compañías de campervan que hemos visto buscando para el viaje y durante el viaje. Finalmente nos hemos decidido por LAVA auto y alquilamos una Nissan NV200 Camper, perfecta para 2 personas, a través de la página de motorhome Iceland que supongo es la misma compañía. 

lavaautonissan-01
Imagen: web Lava Auto, más adelante os enseño nuestra Campervan

La Campervan es una de las formas más económicas y en nuestro caso los 15 días de alquiler nos costó 1292€ en total. Debo de comentar que la reserva la realicé en marzo por 2238€ pagando un 20% por anticipado, unas 2 semanas antes del viaje vi que el precio se había reducido considerablemente por lo que contactamos con la empresa y no nos puso ninguna pega en hacer el cambio, para lo cual cancelamos la primera reserva y realizamos la nueva a un precio mucho mejor (86€ al día)

Una vez escogidas las fechas, los vuelos y la campervan ya solo quedaba prepararse para el viaje, para ello lo más importante es ir con ropa y calzado adecuado. Es recomendable ir con ropa de montaña, llevar varias capas de ropa con camiseta térmica y sobre todo un calzado resistente (no calzado de correr). Además es importante llevar ropa impermeable, fundamental el chubasquero que se pueda llevar en una mochila porque el tiempo es muy cambiante y se puede pasar de sol a lluvia en minutos sumado al viento. Más información sobre el tiempo en vedur.is, página de información meteorológica del país muy completa. También hay la web de información de carreteras road.is.

En Islandia hay roaming por lo que podemos utilizar el teléfono y los datos durante nuestra estancia, en todo caso nosotros nos llevamos igual el GPS para el coche aunque el Google Maps nos ayudó enormemente, la cobertura es bastante buena incluso en lugares remotos (no en todos).

La moneda del país es la Corona Islandesa (ISK). No es necesario llevar dinero cambiado. Posiblemente no es necesario ni llevar dinero suelto. En todo los lugares se puede pagar con tarjeta de crédito, no solo en los más turísticos, si no en todo el país, en gasolineras, supermercados, campings e incluso en cafeterías en los lugares más remotos. Se puede ir tranquilo que la tarjeta de crédito siempre será válida. En todo caso casi todos los núcleos de población hay cajero.

Por último fundamental llevar una buena cámara de fotos porque los paisajes son impresionantes.

IMG_8473
Landmannalaugar

1º día. Llegada al aeropuerto de Keflavik, campervan y primera noche

Salimos el 21 de junio a las 18:30 y llegamos a las 21 horas. A nuestra llegada todavía era de día y nunca se haría de noche durante nuestra estancia, dado que el sol se ponía a las 12 y salía a las 2, pero nunca llegaba a anochecer. El clima era el típico en Islandia, 3-4 ºC nublado y con un orvallo continuo. Nos vino a buscar el personal de la Lava Auto y nos llevó a su base a 10 minutos en el pueblo de Keflavik. Todo fue rápido y fácil, tenía el seguro CDW incluido (lo habitual) y el de robo, cosa que no hay en el país que es uno de los más seguros del mundo. Si cogimos el seguro de protección de lunas y bajos, recomendable debido a que parte de las carreteras son asfaltadas y al cruzarse con otros vehículos pueden salpicar pequeñas piedras que dañen las lunas. También ofrecía el seguro de “sand and ash” que el propio personal nos dijo que no sería necesario y el de protección total que consideramos que era caro y esperábamos no necesitar.

Nos fuimos en búsqueda del primer camping. La idea era irse a dormir porque estábamos cansados y era tarde. A esa hora ya todo estaba cerrado y no nos daba tiempo a ver nada especial y el próximo día queríamos ver la península de Reykjanes.

Buscando camping nos dirigimos al camping de Gardur,  no había nadie, posteriormente sabríamos que en la mayoría de los campings a partir de ciertas horas no habría nadie atendiendo y que cobran al día siguiente. Islandia es un país poco poblado y no está preparado para el turismo, según la idea que hay en España de turismo y en ello creo yo se basa su belleza por lo que ciertos campings no son lo que esperaríamos. Hay campings que solo son un descampado para aparcar el coche con un baño y una pequeña cocina, aunque otros, generalmente en los pueblos principales, tienen instalaciones más completas.

Es obligatorio pasar la noche en camping si se va en vehículo, únicamente se puede acampar en cualquier lado si se va caminando o en bicicleta. Todos tienen unas tarifas similares de alrededor de 10€ por persona, en algunos está incluida el agua caliente de la ducha y en otros no. En las zonas volcánicas el agua caliente suele estar incluida dado que la calientan con el calor de la energía geotérmica de la zona, que aunque tiene un olor a azufre al final te acostumbras. En las zonas no volcánicas la ducha caliente habitualmente funciona con monedas (te las proporcionan ellos, si llegas a una hora en la que estén) y suele durar 5 minutos. Más información sobre campings en Islandia aquí.

En camping de Gardur es de los más sencillos de la isla con únicamente un baño y un lavadero. Era básicamente un descampado y está en una zona muy ventosa, por lo que con el día de temporal que había, sin sitio para resguardarse, decidimos buscar otro camping dado que había más en la zona. Nos fuimos a Grindavik y nos quedamos en el Camping Grindavik muchos más resguardado del viento en el interior del pueblo y con ducha caliente incluida. Al día siguiente fuimos a comprar víveres  a un Netto, una de las cadenas de supermercados de la isla. Más información sobre supermercados en Islandia aquí. 

Día 2: Un día en la península de Reikjanes

Leer más “Islandia road trip 15 días”